Búsqueda personalizada

Yaki, La Mascota Mundial Juvenil Masculino de Softbol 2012


 


Yaki

 

 

 


Lugar de nacimiento: se cree que nació y vive en el Delta del Paraná

Edad: 18 años

Debut en Campeonatos Mundiales: Paraná 2012

Posición: Utility, aunque se siente más cómodo divirtiéndose en el dogout y en las tribunas con sus amigos.

Lanza y batea a la derecha, aunque en realidad es ambidiestro, ya que le gusta "chocar los cinco" con ambas manos.

Le gusta nadar, tomar sol, pescar, jugar con los niños, bailar, dormir, festejar jonrones y comer hamburguesas y chocolates.

No le gusta estar solo, ordenar su cuarto, la lluvia, estar quieto, levantarse temprano, ir al gimnasio, los estadios vacíos y ver llorar a los chicos.

 

 

Estadísticas:
Promedio de bateo: .091
Promedio de niños felices: 1.000
Jonrones: 0
Jonrones festejados: 497
Sonrisas: 3.549.421
Bases robadas: 0 ("No quiero que me atrape la policía")
Ponches: 12.463

Cuenta la leyenda que hace algunos años Yaki venía nadando por el río Paraná, distraído, pensando en las hamburguesas con queso que iba a comer cuando llegara a su casa. Sin embargo, venía tan distraído que se chocó de frente con el famoso Túnel Subfluvial, que une la ciudad de Paraná con Santa Fe, y se dio un golpazo en la cabeza.

Mareado, aturdido y un poco molesto ("¡A quién se le ocurre construir algo en el medio del río!", gritaba) nadó hasta la orilla para acostarse un rato al sol y recuperarse del golpe. Eso le permitió asomarse y ver por primera vez la hermosa ciudad de Paraná.

Quedó impresionado por la belleza de sus barrancas y la fisonomía de su arquitectura. Pero más le impresionó la calidez y la amabilidad de su gente, que lo recibió como si lo conocieran de toda la vida. Pasó todo el día en Paraná. Recorrió su costanera, el centro histórico y hasta conoció a sus amigos del Programa "Yacarés Entre Ríos", que se encarga de cuidar y cobijar a los animales de su misma especie.

Ya se estaba yendo de la ciudad, volviendo hacia el rio y hacia Túnel Subfluvial, cuando de repente escuchó el grito de un montón de niños que, con un guante en la mano, un bate en la otra y una gorra en sus cabezas, reían y disfrutaban jugando a un divertido juego. Esa fue la primera vez que vio el Estadio Nafaldo Cargnel, con su verde césped, su diamante rojo y sus magníficas tribunas.

Se acercó a los chicos, y les preguntó si podía jugar. Desde ese momento, el Softbol es su vida. Cada vez que hay partido, Yaki aparece desde el río (luego de esquivar el Tunel Subfluvial para no golpearse la cabeza), saludando a todo el mundo con una sonrisa en su cara. Y si bien le encanta jugar al Softbol, lo que más le gusta es pasar el tiempo con los chicos, sus amigos, divirtiéndose en el dogout o en las tribunas.

Yaki no se pierde un partido por nada en el mundo. Y por más que sus estadísticas no son las mejores, siempre viene al parque de pelota con un solo objetivo: divertirse y divertir a los demás.

Cuando la Federación Internacional de Softbol le otorgó el IX Campeonato Mundial Masculino Juvenil a la ciudad de Paraná, en octubre del 2009, al día siguiente se lo vio a Yaki sentado solo, en las tribunas del Estadio. Le preguntaron qué estaba haciendo, porque ese día no había partido. Él respondió: "Estoy esperando el Mundial, para que vengan a jugar conmigo todos los chicos del mundo".

Nadie sabe muy bien dónde es su casa (se dice que vive en el Delta del Paraná). Sin embargo, todo el mundo sabe dónde se lo puede encontrar. Las tribunas del Estadio Nafaldo Cargnel son su segundo hogar, y ahí te espera en noviembre, para compartir y disfrutar un sueño que será inolvidable: el IX Campeonato Mundial Masculino Juvenil Paraná 2012. ¿Te lo vas a perder?


 

 







 


Autor:

Fuente: