Búsqueda personalizada

Carlos Santéliz en un sueño


. Los blue jean Lee ajustaditos, camisas de rayas, correas anchas, mocasines con medias blancas y los vistosos machotes; en fin la época del buen beisbol, hablábamos del reencuentro de los caroreños, del Cuatricentenario, los primeros festivales de la voz de oro, las ferias de Carora, época juvenil, de los mejores peloteros que asistían a los nacionales juveniles donde se destacaron Manuel Campos, Gaudy Crespo, Freddy Lameda, Asdrúbal Figueroa, Manuel Herrera y Carlos Alberto Santeliz "El Pajarito". Quienes dieron sus primeros pasos en esa categoría de la mano del veterano Cesarito Castillo, tutor, quien no escatimó esfuerzos, sacrificios, dedicación, paciencia, amor y talento para llevarlo a ser los mejores peloteros de aquel momento en los nacionales juveniles.

En la temporada del beisbol profesional 1966 - 67, Cardenales de Lara firmó al mejor prospecto del juvenil del momento: Carlos Alberto Santeliz, quien debutó conectándole un hit en su primer turno al bate, ante los envíos del consagrado picher cubano Diego Segui, un gran debut para un gran novato de oro. En su segunda temporada 1967 - 68 comienza a consolidarse como el legítimo defensor de la primera base del Cardenales de Lara. Su bateo se hace mas solido y contundente, los fanáticos lo hacen un ídolo. El 23 de enero 1968 es designado por unanimidad del Círculo de Periodista Deportivos de Venezuela, como el Novato del Año venciendo en la abrumadora votación del premio a David Concepción, ss de los Tigres de Aragua; a Enzo Hernández, ss de los Tiburones dela Guaira.

 



El 6 de marzo de 1968 una vez terminada la temporada del beisbol profesional, viaja a los entrenamientos de primavera en West Palm Beach, Florida con los Bravos de Atlanta donde comenzó el spring training con una fuerte ofensiva, al punto de ganar su puesto de titular como primera base del equipo Ritchmond "AAA". Allí tuvo una gran temporada finalizando con un promedio de 315 con 98 carreras impulsadas y 16 jonrones. En esa temporada los reportes de los Scouts acerca de este prospecto considerado el "Number One" de la organización fueron determinantes, por tanto recibe la invitación personalmente de su manager para asistir el próximo año a los entrenamientos primaverales de las Grandes Ligas con el equipo de Atlanta. Eso no se pudo llevar a cabo y todos sabemos por qué. Eso nunca sucedió, pues el fatídico 1969 se llevó al primer pelotero caroreño que estuvo a punto de completar su vuelo a la cima del mejor beisbol del mundo las Grandes Ligas. Aquel domingo 16 de marzo de 1969 en la ciudad de Maracaibo quedaron esparcidos para siempre los sueños de un joven pelotero que quiso ser un gran Grandes ligas.

El viernes 16 de marzo 2012, pude leer un artículo maravilloso, escrito por mi viejo amigo Juan Perera,  "Un Recuerdo que dista 43 años" concebido de una manera tan natural y fluida que me llevó a pensar e imaginar con nostalgia, redactar un artículo a colación, soñando despierto, en un sueño real que me trasportó a aquella época como restaurando y finalmente terminando de una manera casi sobrenatural este sueño mío.  soñé en mi reflexión, evalué una tendencia, predije y tome las medidas al respecto para poder hacer de un sueño lo más parecido a una realidad tangible remontándome una vez más aquella inolvidable época de los 70 vislumbrando un futuro con el rigor de predecir, con el coraje de imaginar aquellos grandes momentos que pudo vivir "El Pajarito" en ese mundo del beisbol. Con la certeza de que la idea de este sueño es la correcta, pues surgió de un estudio, de una reflexión al percibir una realidad y esa idea merece como este sueño mío mantenerlo hasta el final. Yo tuve un sueño, helo ahí: Al finalizar la temporada del beisbol profesional de Venezuela 1968-69 con una solida actuación gano la triple corona finalizando con promedio de bateo 351, con 110 carreras impulsadas y 23 jonrones, su fuerza física había mejorado sustancialmente en este último año. Su equipo Cardenales de Lara se tituló campeón por vez primera en el profesional. Ese año, en el Spring Training de marzo, dio el grado, de inmediato subió a las grandes Ligas con los Bravos de Atlanta, siendo bienvenido al equipo por Hank Aaron. En su primera temporada tenia promedio de 315,  100 carreras impulsadas con 28 jonrones, cuando el 23 de julio fue seleccionado como primera base al Juego de las Estrellas, fue el debut del novato de oro de los Bravos de Atlanta, su primer juego de las Estrellas, realizado en el Stadium Robert F. Kennedy en Washington D.C. una multitud de 45600 personas llenó toda la capacidad del Stadium.

Si es algo magnifico en la carrera de un pelotero en las grandes ligas ser escogido a un Juego de las Estrellas, más grandioso es el privilegio de ser seleccionado como abridor. Le correspondió ese honor a Carlos Alberto Santeliz de los Bravos de Atlanta en la liga nacional, ser la primera base, sentando a Orlando Cepeda y Willie McCovey, en su primer turno, conectó un cuadrangular, en el tercer inning su siguiente turno conecto otro jonrón e igualo un record, una hazaña de Ted Williams de 1946.  Al finalla Nacionalgano 9×3 ala Americana, su segundo jonrón de335 pies, sobre la cerca del jardín derecho fue la última explosión de la nacional que en los últimos 5 inning calló su batería, el caroreño se ganó la distinción de ser el Más Valioso del juego de las Estrellas... condujo a la nacional a obtener una gran victoria.

Atlanta quedó ese año Campeón dela División Estey fueron a los playoff con los Mets para determinar el Campeón de la liga Nacional, avanzaron hastala Serie Mundialenfrentándose a los Yankees de New York. Los Bravos ganaron la serie en 7 juegos, Carlos A. Santeliz fue el más valioso dela Serie Mundialcon un promedio de 368, 10 carreras impulsadas y 3 cuadrangulares. Al finalizar la temporada fue elegido por los periodistas deportivos dela Mayor LeagueBaseball Writers Associatition como el Novato del Año y el más valioso pelotero en la liga Nacional, ganando también el trofeo del Guante de Oro. Todo una hazaña. Para aquellos amantes de la historia, Alfonso Carrasquel en 1951 y Luis Aparicio en 1958 eran los únicos venezolanos que habían sido abridores en una Serie Mundial, luego lo hizo David Concepción en 1975; de los Novatos del Año solo Luis Aparicio en 1956 y Ozzie Guillen en 1985 tienen por ahora esos títulos. Los jugadores latinos que han ganado el MVP son: Zoilo Versalles (1965), Roberto Clemente (1966), Orlando Cepeda (1967), Rod Carew (1977), solo dos jugadores han ganado el MVP y Novatos del Año durante una misma temporada: Fred Lynn (Boston 1975) y Ichiro Suzuki (Seatle 2001) imaginativamente para todos nosotros Carlos Alberto Santeliz si hubiese estado vivo seria el ganador en el año 1969. ¡Ah mundo...! Un recuerdo que dista 43 años, quizás aun se mantuviera vivo en el Fulton County Stadium como un sueño maravilloso, digo yo, que pudo ser y no fue, en una realidad tangible. Oh, Dios, te llevaste un sueño cargado de estirpe y aromas del beisbol tradicional caroreño.


Autor:

Fuente: